martes, 29 de noviembre de 2011

Apartamento para dos

Ya casi estamos a punto...
A punto de inaugurar una ilusión, sólo queda ultimar detalles. Después de un verano movidito, obras por aquí, pintura por allá, telas y demás manualidades, parece que el apartamento pronto abrirá sus puertas a todo aquel que desee disfrutar de unos días de tranquilidad en el casco antiguo de Cáceres.
En esta entrada os quiero enseñar cómo hice el cabecero de la habitación, me costó mucho trabajo ya que era la primera vez que trabajaba el capitoné, pero creo que el resultado final merece la pena, y desde aquí os animo a que os pongais manos a la obra porque la verdad es que no es tan difícil. A mí se me complicó la historia por querer aprovecharlo todo, utilicé una madera muy fina de base que saqué de la parte de atrás de un armario viejo, las medidas eran perfectas, pero el material no me permitió clavar los botones de tapicero que me hicieron a medida, entonces tuve que replantear la obra y poner en marcha el plan B, coser los botones abriendo pequeños agujeritos en la madera, así mucho mejor, tuve que volver a encargar otros botones ( ahora ya normales, forrados de raso porque ya me quedé sin polipiel) y listo. Blanco, limpio y con clase, me gusta.












Os dejo unas imágenes del cómo  se hizo y otras del resultado final. Espero que os guste.